Cuesta menos ir al psicólogo

Invertimos nuestro dinero en lo que consideramos oportuno. Damos prioridad a unas cosas frente a otras. Vamos al gimnasio, clases de yoga, etc…Pagamos el fútbol o las clases de inglés de nuestros hijos. Todo cuesta dinero. El precio que cuesta una sesión de Psicoterapia, más allá del dinero, supone pagar algo más. Supone desprenderse de parte de lo que uno es, o mejor dicho, de lo que uno ha sido hasta ese momento. Por eso, cuesta ir al Psicólogo, aunque cada vez menos y en acercadetipsicologos queremos poner nuestro granito de arena para ayudarte.

El Paciente va a consulta buscando ayuda, alivio, respuestas, a lo que le pasa, a sus síntomas. Y el Psicólogo debe tener la capacidad de “luchar” contra las barreras y dificultades de la terapia. Porque el Paciente quiere y no quiere ayuda. Puede y no puede recibirla. Y es que no es nada fácil desprenderse del sufrimiento y de la angustia. Y contra todo eso, el Psicólogo debe encontrar la forma de conseguir el compromiso del Paciente por dejarse ayudar y por ayudarse a sí mismo. Por eso, gracias a los profesionales con los que contamos en acercadetipsicologos llegar al compromiso con el Paciente es sencillo.

Las dificultades son muchas y de todo tipo, el tiempo, el dinero, etc. Pero, ¿en qué empleamos nuestro tiempo?, ¿en qué empleamos nuestro dinero?, ¿cuánto cuesta nuestra felicidad, o saber lo que quiero en la vida, o dejar de sufrir?. ¿Cuál sería un precio adecuado por ello?

Ir a un Psicólogo cuesta, aunque cada vez menos. Porque cada vez hay más personas dispuestas a cambiar la forma en la que llevan haciendo las cosas toda la vida, y eso no es fácil. Por eso ir al Psicólogo es de valientes. Valientes que quieren dejar de sufrir ansiedad ante determinadas situaciones, o superar una fuerte adicción, o salir de una depresión.

No hay fórmulas rápidas y baratas para solucionar ciertos problemas. Cambiar nuestra forma de ser, de ver la vida, de hacer, de sufrir, de disfrutar, o de afrontar los problemas, requiere de un compromiso del Paciente consigo mismo. Sin embargo, cuando se produce una buena conexión entre Psicólogo y Paciente, normalmente se produce desde muy pronto, desde las primeras sesiones. Y si la terapia funciona, los beneficios pueden empezar también muy pronto.

Si hubiera una “receta” única para cada problema, y que fuera la misma para todos, casi cualquiera podría ejercer la Psicología. Porque no todas las depresiones, las adicciones, los TDAH, la ansiedad, etc, son iguales. No todos los problemas se tratan igual. Los diagnósticos son necesarios e imprescindibles para la Psicología, pero se deben individualizar las Terapias Psicológicas, porque cada Paciente es único.

La profesión de Psicólogo exige mucho, y no sólo formación y experiencia. Exige muchas más habilidades y destrezas. Entre otras, la destreza de poder escuchar sin prejuicios, sin juzgar. O la habilidad de ser lo que el Paciente necesita. El Psicólogo también paga un precio en cada sesión, porque algo de sí mismo también se pone en juego en las sesiones.

En definitiva, ir al Psicólogo cuesta, en todos los sentidos. Y en todos los sentidos merece la pena. Porque el beneficio que hay detrás de una terapia que funciona es INMENSO, y abarca todos los ámbitos de nuestra vida. Y eso, no debería tener precio.

Texto de acercadetipsicologos, Centro de Psicología y Psicoterapia en Valdemoro

Ver: Psicología del deporte factores psicológicos en los deportistas

Leave A Comment

Abrir el chat
1
¡Hola!
Gracias por comunicarte con acercadetipsicólogos.

Por favor, cuéntanos, ¿Cómo podemos ayudarte?